Cartel Hernandez en Venezuela

Los funcionarios estadounidenses señalan a Nicolas Maduro como líder de la organización narcotraficante Cartel de los Soles, nos recuerda que durante el juicio de Tony Hernandez el agente de la DEA Sandalio Gonzalez hizo referencias de la sociedad entre Tony y el Cartel de los Soles.

Sandalio, en efecto, es el centro de toda la investigación porque proporcionó toda la información sobre cómo operó la estructura criminal de Tony Hernandez y sus conexiones con el denominado cártel venezolano los Soles, compuesto por militares y alto rango y que alcanza a la familia presidencial de ese país.

Este funcionario de la DEA fue el responsable de la operación en la que cayeron Franqui Francisco Flores de Freitas y a Efrain Antonio Campo Flores, SOBRINOS de la primera dama Cilia Flores ya que ambos utilizaron Honduras como un puente para movilizar toneladas de drogas rumbo a la nación del norte, por lo que recibieron una condena de 18 años de cárcel. Entre los colaboradores de los denominados narcosobrinos se encuentra el hondureño Roberto de Jesus Soto Garcia, quien también se declaró culpable de delitos de delincuencia organizada.

¿Cuál es la conexión entre Soto García y Tony Hernández?

Radio Globo y Confidencial HN revelaron en octubre de 2016 que un agente, identificado por el apellido Matthews, confesó al capitan en retiro Santos Rodriguez que estaba investigando a Wilter Blanco (condenado a 20 años de prisión) a Hernandez y Soto Garcia, quienes tendrían una sociedad para movilizar estupefacientes hacia EE.UU. y conspirar para atentar contra el exembajador James Nealon.

En tanto, el jefe del régimen nacionalista Juan Orlando Hernández, al tener conocimiento de estos hechos a través de los aparatos de inteligencia, decidió dar un giro radical en las relaciones con Caracas al comenzar a cuestionar a Nicolás Maduro -a quien calificó de «camarada» durante un mitin político en Managua, ocurrido en 2014 y que en la última asamblea general de la ONU pidió una transición democrática para sacar al gobernante quien vive un asedio internacional liderado por EE.UU.- como una cortina de humo para disipar cualquier sospecha contra su hermano y sus relaciones con el cártel dirigido por militares suramericanos, tanto para quedar bien con Washington, como para mandar un salvavidas al controvertido pariente.


El agente de la DEA González dará su estocada final, ya que obtuvo pruebas durante sus años de investigación de cómo salía la droga de Venezuela, quiénes la recibían en Honduras y los métodos de enviarla hacia EE.UU. Según publicó Reuters en septiembre de 2016 cómo «Gonzalez testificó que la investigación comenzó luego de que un testigo que cooperaba con la agencia en Honduras, un narcotraficante conocido como ‘El Sentado’, le dijo en octubre que un funcionario venezolano llamado Bladimir Flores iba a enviar a un sobrino para reunirse con él».

“Él (testigo cooperante) indicó que esos individuos querían volar aviones cargados de droga a Honduras con planes de vuelo”, dijo Gonzalez, indicó Reuters en su cable. «Ante la corte, Gonzalez calificó a los sobrinos de la primera dama como importantes narcotraficantes», se informó.

El funcionario antidroga detalló que “ellos (narcosobrinos) indicaron que tenían el manejo del principal aeropuerto en Caracas y que entonces podrían fácilmente despachar aviones con drogas desde la rampa presidencial”. Uno de los testigos que utilizó Gonzáles fue un individuo indentificado como Carlos Amílcar Cabrera, el Sentado, quien fue pieza clave para detener a los dos narcotraficantes a pesar que hubo inconvenientes durante el proceso.

En su declaración ante el tribunal federal, González reveló que Leva Cabrera fue asesinado en diciembre de 2015; una de las hipótesis sería que era uno de los operadores que tendría mucha información que comprometería a la alta clase política y gubernamental.

En aquella ocasión, el funcionario antidroga afirmó que el Sentado -identificado como CW1 (testigo colaborador 1) fue ultimado a pocos días de su arresto. “Alrededor del 4 de diciembre de 2015, fui notificado que CW1 había sido asesinado…lo mandaron a matar desde Venezuela”, confirmó González.

Para borrar pistas que pudieran llevar hacia otros actores, el testigo estrella afirmó que también mataron a otras dos personas más, bajo el mecanismo de aniquilar cabos sueltos que sabían mucho de las relaciones con los narcos y la clase política hondureña y venezolana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *