Los Cachiros, de socios a dolor de cabeza de JOH

«Los Cachiros», los narcotraficantes que hacen temblar a los políticos de Honduras desde una cárcel en Estados Unidos, al ser TESTIGOS CLAVES contra todo aquel funcionario publico que trabaja para el Cartel Hernandez y el partido nacional.

Los hermanos se entregaron a la justicia estadounidense en enero de 2015 y todo indica que sus delaciones están detrás de la estrepitosa caída de los Rosenthal por vínculos con el narcotráfico.

Si Yani Rosenthal en 2013 hubiese sido presidente ¿qué política criminal hubiese implementado contra el narcotráfico? Siendo diputado no denunció a los Cachiros (que conocía e hizo negocios), y cómo candidato a la presidencia, aceptó dinero para su campaña política en 2012.

Devis Leonel Rivera Maradiaga, Jefe de los Cachiros, socio de Yani Rosenthal, confeso asesino de 78 personas en Honduras. Yani lavó dinero ensangrentado y eso lo vuelve cómplice del asesinato de cada uno de esas víctimas. Tiene cara de venir a hacer papel de víctima siendo parte.

Los cachiros abandonaron Honduras ya que les avisaron que JOH había enviado a militares a asesinarlos ya que mediante su intervención a embajada de USA se entero que grabaron a Tony, por eso creo la PMOP ya que no confiaba en la policía y estos serían fiel a él.

Las actividades ilícitas de “Los Cachiros” cuentan con la venia del “Clan de los Hernández” quienes, en complicidad con banqueros, empresarios y funcionarios públicos, están confabulados para lavar dinero de la venta de cocaína y hacer de Honduras un Narco-Estado.

En esa primera audiencia, el narcotraficante también asegura haber pagado por la colaboración del actual ministro de Seguridad, Julián Pacheco, los diputados Óscar y Freddy Nájera y un alcalde local, entre otros funcionarios.

Y pocos días después, en la continuación de su testimonio, también afirma haber pagado sobornos al diputado Antonio «Tony» Hernández, hermano del actual presidente, Juan Orlando Hernández.

¿Por qué los Cachiros nunca fueron capturados por las autoridades de Honduras aunque ya habían sido sancionados cuando Tony se reunió con el Cachiro en Denny’s unos días después de la toma de posesión de Juan Orlando Hernández?

Al sacarles carrera a los Cachiros, el Cártel Hernández Alvarado se queda con todas las rutas de trasiego y queda cómo amo y señor de las rutas del norte y sur en Honduras, tambien existe evidencias de que Mauricio Oliva Herrera, presidente del Congreso Nacional, hizo tratos y negocios con personas vinculadas a la corrupción y el crimen organizado.

El socio, Luis Alfonso Deras, presuntamente le transfirió un apartamento a Oliva Herrera en 2016 por 4 millones de lempiras (US$200.000), según un contrato notarizado por el exabogado de Los Cachiros, el director de Inversiones Acrópolis, Francisco Arturo Mejía, actualmente en prisión por cargos de lavado de activos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *