NarcoPolitica Cap#5 .- Influencias de los Cachiros

Los Cachiros patrocinaron la paz en el Partido Nacional.

Se rumora que tras elecciones primarias del partido, en 2012, la pugna entre el ganador, Juan Orlando Hernández, y el perdedor, Ricardo Álvarez, se profundizó a extremos de que Álvarez acusaba de fraude a Hernández, impugnaba los resultados y exigía un recuento voto por voto.

Los diversos liderazgos del partido propiciaron diálogos y negociaciones entre ambos, hasta que decidieron un pacto: Juan Orlando Hernández prometía llevar a Álvarez en su fórmula presidencial como primer Vicepresidente.

Ese pacto, celebrado el 7 de abril de 2013, se habría llevado a cabo, según diversas fuentes, en una de las haciendas de los Cachiros, siendo Javier Rivera el anfitrión y principal financiador del encuentro, en el que abundaron la carne asada y las cervezas.

A la sombra de Rivera Maradiaga fumaron la pipa de la paz los dos principales líderes del nacionalismo, quienes desde enero de 2014 son Presidente de la República y Designado presidencial.

El reinado del cartel de Los Cachiros ha sido el más largo de la historia de la droga en Honduras. Se extendió desde el asesinato de “Coque” en 2004 hasta la entrega a Estados Unidos de Javier Rivera el 31 de enero de 2015. or fuentes que se mueven en los subterráneos mundos de la criminalidad organizada se sabe que a políticos y empresarios los “Cachiros” les ha representado un auténtico tiro por la culata. El plan de asesinarlos para romper todos los cabos quedó abortado con la entrega.

El proceso de negociación culminó con la entrega de los Cachiros, los negociadores de la parte estadounidense se cuidaron mucho de no filtrarle información de esta estrategia a la inteligencia hondureña, menos aún al resto de las autoridades del gobierno, incluyendo al Presidente Hernández. Dicen. Igualmente, parece tener solidez la hipótesis de que las autoridades hondureñas tenían el plan de eliminar a los Cachiros y Javier y Leonel lo sabían.

Deja un comentario