Tito: «Lo aceptó, movi dinero a mi cuenta»

Luego de verse evidenciado por la Uferco, el alcalde capitalino, Nasry Tito Asfura, no tuvo mas remedio que aceptar que había transferido fondos públicos a su cuenta personal.

La investigación liderada por el fiscal Luis Javier Santos descubrió movimientos irregulares de millones de lempiras de la alcaldía de Tegucigalpa a las cuentas personales de Asfura y al menos 6 miembros de su círculo cercano.

En una conferencia de prensa «Papi a la orden» aceptó que esa ha sido una práctica común en su gestión como alcalde de Tegucigalpa.

Sin embargo el edil pidió a la población confiar en él, ya que esa es su forma de trabajar para realizar «con mayor agilidad» las gestiones para servicio de la población del Distrito Central.

«Soy Tito Asfura porque actúo rápido, atiendo, busco soluciones, eso hago todos los días. Cada cosa que hago la realizo bajo ley, no voy a manchar mi nombre» , dijo el funcionario. Agregó que «la administración pública no es fácil, es complicada, la gente quiere que se atienda rápido”.

Enseguida el alcalde confesó que en efecto las transacciones fueron realizadas: «pongo de lo mío para poder atender, después liquido y una vez liquidado lo que puse, me lo devuelven, y puedo hacer lo que mire más conveniente», dijo.

Agregó que «si alguien va y le digo que se vaya de viaje, yo le hago el reconocimiento. La persona lo pone y cuando regresa hago el reconocimiento, ese dinero ya no es de la alcaldía y pasa a ser dinero de la persona”.

«No tengo nada que esconder, cada quien tiene su forma de administrar y responder a los problemas», aseguró el edil.
Asfura dice que no manchará nombre por investigación de Uferco; pidió declarar en marzo anterior
Investigación de la Uferco descubrió desvío de mas de 28 millones de lempiras

Una investigación de la Uferco descubrió que el actual alcalde capitalino Nasry «Tito» Asfura, la vice alcaldesa Eva del Carmen López Peraza, así como otros funcionarios municipales habrían cometido graves delitos en contra de la administración pública.

Asfura y sus presuntos cómplices desviaron mas de 28 millones de lempiras de la arcas municipales, los cuales fueron utilizados para beneficio personal y de terceros no relacionados con la comuna capitalina.

Los fondos sustraídos fueron depositados en cuentas personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *