Tony Preso para siempre

Todo apunta a que esta vez si se dará la sentencia a Juan Antonio Hernández Alvarado, el 23 de marzo. La Fiscalía ha presentado 11 documentos en su presentación de sentencia. Artículos de la muerte de Magdaleno, de Fraklin Arita, artículos de DDHH y corrupción.

Son parte de los documentos que se adjuntan para que el Juez valore la pena que deberá imponer a «Tony», como mínima serían 40 años y máxima vida, o sea cadena perpetua.

Otros artículos que se adjuntan en la presentación de sentencia a «Tony Hernández», son artículos de prensa del asesinato de Miguelito Carrión y sobre la violencia y tráfico de drogas. La Corte del Distrito Sur de NY, es la que más hondureños ha acusado.

La Fiscalia en el memorando de sentencia dice que Tony Hernández era un diputado que junto a su hermano Juan Orlando Hernández, jugó un papel de liderazgo en una violenta conspiración de tráfico de drogas patrocinada por el estado.

En un período de 15 años, corrompió instituciones democráticas de Honduras para enriquecerse transportando al menos 185.000 kilogramos de cocaína, una asombrosa cantidad de veneno que ayudó a importar a EEUU. Comandó a miembros fuertemente armados del Ejército y la Policía. Incluidos Juan Carlos “Tigre” Bonilla y Mauricio Hernández Pineda; Vendió ametralladoras municiones a narcotraficantes, algunas de las cuales obtuvo de los militares. Controló laboratorios de cocaína en Colombia y Honduras; sobornó a los políticos.

Incluyendo presidentes pasados ​​y actuales de Honduras; ayudó a causar al menos 2 asesinatos. Abusó de su posición política y social para facilitar estas actividades del narcotráfico. Actividades en un país que ha sido devastado por la violencia relacionada con las drogas.

Entre 2004 y 2019, Tony Hernández, consiguió y distribuyó millones de dólares en sobornos derivados de las drogas a Juan Orlando Hernández, el ex presidente Porfirio Lobo Sosa y otros políticos asociados con el Partido Nacional. Antes de 2012, como hondureño políticamente conectado operando en Honduras, el acusado actuó con la confianza de que no se le podía responsabilizar por sus crímenes en EEUU. Honduras enmendó su Constitución para permitir extradiciones en 2012, por la presión de EEUU. TONY Hernández, trató de explotar sus conexiones políticas para lograr protección adicional. Canalizó un soborno de $1 millón de Joaquín Guzmán Loera, «El Chapo», líder del Cartel de Sinaloa, a Juan Orlando Hernández.

a Fiscalía de NY, ha recomendado una sentencia de cadena perpetua. El acusado traficaba cocaína en una monumental escala, corrompió su cargo, contribuyó al deterioro de las condiciones en Honduras y mintió repetidamente a la Corte. Por eso piden imponer cadena perpetua.

Y ordenar al acusado que pierda $ 138,5 millones, devolver todos los fondos desembolsados ​​de conformidad con la Ley de Justicia Criminal y pagar una multa de $10 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *