Alba Flores: «Dios me trajo al mundo para servir»

«Están orando por mí y eso hace que siga adelante», dice la funcionaria de 55 años para explicar la razón por la cual ha tenido la fortaleza de continuar en el cargo en el que lleva dos años y medio y durante los cuales ha enfrentado la huelga de empleados sanitarios mas grande de la historia reciente y dos epidemias, la de dengue y la del covid-19.

«La Profe» administra las criticas que recibe por la guerra que el país pierde frente al nuevo coronavirus, pues Honduras se encuentra en la cola de la inmunización y el sistema sanitario ha sido rebasado por los efectos del patógeno.

Los dardos que recibe llevan cargas que cuestionan que no es una médico, sino una docente que no tiene experiencia para dirigir esa cartera, pero ella responde con algunas credenciales: tiene 25 años de experiencia en administración de sistemas sanitarios y dos maestrías, una en gestión de riesgo y la otra en  gestión hospitalaria. 

«La Profe» Flores practicó la docencia por 12 años, en donde descubrió que el aprendizaje es mutuo, tanto para el que enseña como para el que aprende  y donde se obtienen las mejores gratificaciones porque se explota la capacidad de servicio.

Es por ello que asegura que lejos de ofenderse cuando la llama » la profe» , se siente orgullosa porque esa profesión evoca el apostolado que hizo el maestro Jesucristo para la salvación de las personas. 

Cuando me critican me siento honrada que me digan profe porque es una de las labores lindas y es el título del Maestro, Señor de Señores y debo destacar que la atención de los pacientes la realizan los médicos, para eso fueron preparados, pero la gestión de los servicios debe ser de los planificadores y administradores.

La Secretaria de Salud ha sido bien marcada por procesos de corrupción, pero hemos integrado un equipo de trabajo que no permitimos compras amañadas. Hemos frenado la corrupción dice «La Profe»

No quiero renunciar porque he contado con el apoyo de la oración de un pueblo cristiano en todo el país, una cantidad de iglesias orando por mi gestión y siento que Dios me tiene aquí con un propósito y es poder servir al pueblo con honestidad y responsabilidad porque Dios me dio un don de servicio.

Deja un comentario