Calidonio contaba con 19 policias a sus ordenes pagados por la municipalidad de SPS

El alcalde de San Pedro Sula, Roberto Contreras, aseguró que Armando Calidonio, el exalcalde de la ciudad y su actual compañero en la municipalidad, le pidió continuar dándole la seguridad personal que había mantenido hasta ahora, luego de que el nuevo edil decidiera suspenderla.

A través de una nota, Calidonio argumentó que Contreras tiene el deber de proveerle protección, por lo que pidió que se le continúe brindando la misma, ya que “es su responsabilidad velar por la seguridad de sus funcionarios”.

La misiva incluso finaliza advirtiendo que “cualquier suceso o eventualidad que ocurra, ustedes serán los responsables”.

Respuesta:

Ante esa situación, el actual alcalde sampedrano confirmó que decidió suspender el beneficio para los funcionarios de la municipalidad de la ciudad industrial que venían gozando de ese beneficio, el cual asegura es injustificado, pues no existe un artículo que lo obligue a darle seguridad a los regidores.

“El día de ayer fui notificado por parte del exalcalde y ahora regidor de San Pedro Sula con respecto a que él tiene que tener seguridad en su casa. Yo revisé la Ley de Municipalidades y no encuentro ningún artículo que me diga que la municipalidad está obligada a darle seguridad a los regidores; la Policía Nacional lo podría hacer, salvo que se dé alguna situación de inseguridad en su casa, pero en el caso de nosotros en las reuniones que hemos tenido con el ministro de Seguridad, el general Ramón Sabillón y también con la subcomisionada Doris Cortés, hemos admitido que tenemos muy poco personal a efecto de garantizar la seguridad de los peatones y la seguridad vial, por eso nosotros estamos llevando a cada quien a sus funciones y siento que no puede ser un regidor deba tener 19 guardias de seguridad en su casa, eso no es nada personal”, declaró este martes.

Por esta situación, dijo que además de suspender la seguridad de la que el exalcalde venía disfrutando, se ha procedido a retirar las patrullas municipales, pues “no pueden andar haciendo compras en el supermercado o haciendo mandados de los funcionarios”. “Las patrullas ahora son lo que llamamos nosotros brigadas domiciliarias de vacunación en zonas vulnerables como Chamelecón, Cofradía y El Ocotillo, donde las personas no tienen acceso a pagar transporte y los vamos a vacunar hasta su casa”.

Contreras agregó que ni siquiera él que es la actual autoridad de la ciudad cuenta con dicha seguridad y recordó algunas episodios de violencia que ha sufrido en los últimos días por parte de algunas personas en mercados y calles de San Pedro Sula.

“Yo no tengo seguridad personal ni en mi casa ni carros de seguimiento, yo uso mi propio carro y el día miércoles pasado yo fui objeto de vandalismo y casi un linchamiento por parte de personas que venían a recoger aquí sus prestaciones, sin tener nada que ver yo”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.