Comunidad Judia abandona a Juan Orlando Hernandez por culpa de Raymond Colon

La comunidad judía quitó su apoyo al expresidente Juan Orlando Hernández (2014-2022), que se enfrenta a un juicio por narcotráfico en Estados Unidos, porque el abogado de este, Raymond Colon, «ha secuestrado a la defensa», confirmó este dia el rabino Jorge ‘Jay’ Bar-Levy.

«El señor Raymond Colon ha secuestrado a la defensa y mi persona desistió de apoyarlo porque él no escucha ni deja ayudar a nadie. Desde el día uno, las intenciones de él (Colon) era secuestrar el caso y buscó problemas con el abogado Daniel Pérez, al punto que él (Pérez) se salió del caso», dijo Bar-Levy a tunota.com

El rabino aseguró que él personalmente y la comunidad que representa «está fuera del caso» porque Raymond Colon «ha espantado toda la ayuda externa hacia el expresidente. No sé cuál es la estrategia de él, pero pensamos que va por un camino errado».

Bar-Levy dijo también que si la familia del exmandatario Hernández separa a Raymond Colon, la comunidad judía propone que el caso del expresidente lo lidere el abogado Bijan Parwaresch, de Florida, y «que es bueno en este tipo de casos».

No obstante, dijo el rabino Jorge ‘Jay’ Bar-Levy, «la familia (de Hernández) tiene congelados sus fondos, y montar una defensa es bien complicado sin fondos».

Parwaresch representó al empresario hondureño José Miguel Handal, «Chepe» Handal» a quien en su momento Estados Unidos designó en una lista de narcotraficantes, pero luego lo sacó.

Comunidad judía pagaría fianza de Hernández

Consultado sobre si la familia Hernández está más con el abogado Raymond Colon, Bar-Levy respondió no saberlo «porque hace dos semanas dejé de ‘desistir’ en el caso».

Seguido, afirmó que la comunidad judía estaba dispuesta a poner la fianza para que el expresidente Juan Orlando Hernández se defienda en libertad y otra logística requerida en el caso, pero Raymond Colon «secuestró el caso y no sabemos los motivos».

La defensa de Hernández pedirá al juez Kevin Castel, que conocerá el caso del exjefe de Estado, una fianza para que se defienda en libertad. El pago sería de 3 millones de dólares, unos 73 millones de lempiras, según dijo el defensor Raymond Colon, en mayo pasado.

¿Arreglos de Raymond con la Fiscalía estadounidense?

También agregó que Colon no es amigo personal de Hernández y que pase lo que pase con el exgobernante hondureño se quedaría trabajando en el Distrito Sur de Nueva York, donde se realizará el juicio al exmandatario.

«El (Raymond Colon) puede llegar a arreglos por fuera (con la Fiscalía) para conseguir trabajo, él renunció a la defensoría pública de Nueva Jersey y quiere buscar cómo asegurar su futuro. Puede ser que haya sido influenciado por la Fiscalía en ese sentido», manifestó.

Para finalizar, Bar-Levy dijo que ya no tiene comunicación con Colon y que independientemente de que Juan Orlando Hernández sea culpable o inocente de los delitos que le imputa la Fiscalía de Estados Unidos, él debe gozar de sus derechos humanos y eso es lo que busca la comunidad judía, al igual que ayudarlo espiritualmente, razón por la que un rabino lo visita en la cárcel tres veces por semana.

Levy refirió que la comunidad judía incluso estaba al tanto de la alimentación de Hernández y de las visitas en la cárcel, algo que los defensores no se dedican.

El Centro de Detención Metropolitano (MDC, por sus siglas en inglés) brinda a Hernández comida kosher (alimentos que se ajustan a las normas dietéticas judías), pero también puede comprar alimentos en la prisión.

Cargos contra Hernández

Juan Orlando Hernández, de 53 años, está imputado de tres cargos en Estados Unidos.

El primero es conspiración para importar cocaína, usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos durante la conspiración para importar cocaína.

Además, como segundo, poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover la conspiración de importación de cocaína.

El tercer cargo contra Hernández es de conspiración para usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos durante la conspiración de importación de cocaína.

Hernández se declaró no culpable de estos cargos en mayo pasado, un mes después de su extradición.

El exgobernante hondureño fue detenido por la Policía el 14 de febrero de 2022 en su residencia en Tegucigalpa, Francisco Morazán.

El juicio para Hernández se reprogramó para el 24 de abril de 2023 luego que la Fiscalía y la defensa solicitaran el cambio para tener más tiempo para analizar las pruebas de su caso, entre otros motivos, se informó este lunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *