Empresa privada y el gobierno deben L. 3,612 millones a IHSS

Por más de cuatro décadas, don Marco Izaguirre cotizó en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) para tener acceso al sistema de salud hasta después de su jubilación.

Estaba sentado en una silla en la sala de espera frente a los consultorios de cardiología en el Seguro de La Granja, en la capital de Honduras, cuando -sin dudarlo- se acercó al equipo. “Si yo coticé 40 años es para que me atiendan”, dijo en tono molesto, haciendo referencia a cuando trabajaba, pues mes a mes le deducían una parte de su salario para tener el beneficio. Ahora forma parte de los derechohabientes por el régimen IVM (por vejez, invalidez, viudez y orfandad).

“Eso hacen con la gente que está cotizando”, explicó, pues la ley establece que el seguro social es obligatorio, lo que significa que tanto el empleado como el empleador deben pagar una cuota mensual para que el beneficiario (en este caso el empleado) tenga cobertura en caso de enfermedad, accidente, maternidad, vejez, invalidez y hasta muerte.

Sin embargo, hay empresas -y especialmente instituciones gubernamentales- que tienen una deuda histórica que asciende a los 3,650 millones de lempiras por el pago del beneficio (hasta junio de 2022), según cifras del IHSS a las que tuvo acceso la Unidad de Datos mediante la solicitud de información pública SOL-140.2022.

Esta deuda está ocasionando un colapso paulatino en la institución, que atiende diariamente a 10 mil personas en consulta externa y más de mil emergencias.

Por ejemplo, don Marcos tenía dos semanas buscando un cupo en el área de neurología, pero “no he podido encontrar”, dijo. “Aquí tiene que estar viniendo uno a ver si consigue cupo… hasta un mes puede estar viniendo uno seguido y no haya cupo”, condenó.

El hondureño no solo se quejó de la atención, sino que al momento de tener un diagnóstico -en muchos casos- solo recibe recetas, pero nada de medicamentos porque no hay.

“Si se va a romper ese techo para pagar más debe ser mejor la asistencia y los medicamentos, que el enfermo venga seguro que una medicina de especialidad que se la recetó el doctor que lo vio se la van a dar en ventanilla”, sugirió.

Mora

Para 2021, el Sistema de Atención de Salud se pagaba sobre un techo salarial de 9,849.70 lempiras, mientras que el Régimen IVM cotizaba por 10,268 lempiras. ¿Qué significa esto? Que de acuerdo con ese salario, el empleador pagaba el 5% en el Régimen del Seguro de Atención de Salud, mientras que el trabajador el 2.5%. En el caso del IVM, el empleador costeaba el 3.4% del seguro y el empleado el 2.5%.En el caso del empleado, el pago se deduce de forma automática mes a mes, pero cuando hablamos de las empresas, la deuda en ambos regímenes se ha ido acumulando.

Solo la empresa privada adeuda más de 1,812 millones, mientras que el Estado suma más de 1,837 millones de lempiras, según los reportes a los que tuvo acceso este rotativo.

Del sector público hay muchas instituciones con deuda alta, pero la Secretaría de Educación aparece como la más morosa.

Las cifras señalan que hasta junio de 2022, Educación adeudaba al IHSS más de 117 millones de lempiras, mientras que la Secretaría de Salud contabilizaba unos 13 millones de lempiras.La Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos es la tercera en la lista de morosos, con una cifra total de 6.8 millones. La Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización, por su parte, debe 5.8 millones de lempiras.

En el listado también aparecen instituciones gubernamentales como la Secretaría de Trabajo, la Secretaría de Ambiente y la Secretaría de Agricultura y Ganadería.Asimismo, el Instituto Nacional Penitenciario, la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Secretaría de Seguridad y el Banco Central de Honduras. Incluso, la base de datos muestra la deuda que tiene el mismo Instituto Hondureño de Seguridad Social por no pagar la parte que le corresponde por cada uno de sus empleados.

Las cifras muestran que el mismo IHSS debe más de 3.9 millones de lempiras, tanto en el régimen por enfermedad como en el IVM.

De acuerdo con el diputado Carlos Umaña, quien también es presidente de la Asociación de Médicos del IHSS en San Pedro Sula, la deuda histórica del Estado supera los tres mil millones de lempiras tanto en IVM como en EM (régimen por enfermedad), lo que coincide con los datos facilitados por el mismo Seguro Social.

El diputado por el Partido Salvador de Honduras detalló que en un artículo de la Ley de Protección Social se autorizaba al Estado a pagar 35 millones mensuales por esta deuda, sin embargo, incumplió.

Explicó que aparte de la deuda histórica está la deuda mensual (aporte del Estado como patrono al régimen de enfermedad), que debe ser cubierta de forma simultánea, pero dijo desconocer si también había una mora en este caso.

Techo de cotización

Para 2022, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada planteó que el techo de cotización del IHSS aumentaría un 16.5% sobre el salario. Esto significa que el patrono pagaría 76.70 lempiras más, mientras que el empleado 17.04 para tener acceso al beneficio.

Este rompimiento del techo, como normalmente se le conoce, se realiza desde 2015 bajo la Ley de Protección Social, sin embargo, un recurso mantiene la normativa en vilo, según explicó el dirigente obrero José Luis Baquedano.

Con el aumento en las aportaciones, el IHSS busca generar una recaudación mayor, sin embargo, Carlos Umaña detalló que es necesario quitar el techo para mejorar la seguridad social. El médico de profesión mencionó que todo eso se quiere tipificar en la Ley del Seguro Social, para que las personas paguen en relación con lo que ganan.

“Todo va a ser unificado. Para que usted goce de una pensión digna, todo va a tener que ser universalizado y unificado, que nadie pague más y que nadie pague menos, que se pague en relación con el salario”, dijo, al mencionar que de llevarse a discusión será un debate arduo, ya que se tocan intereses de instituciones de previsión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.