(ENTREVISTA) Viceministra de seguridad creara unidad contra corruptos

Es conocida por su determinación y porque nadie le dobló el brazo mientras se desempeñó como directora del departamento de Medicina Forense en el Ministerio Público (MP).

Semma Julissa Villanueva Barahona se presentará hoy en su nuevo despacho como viceministra de Seguridad, un cargo que le confió la semana pasada la presidenta Xiomara Castro de Zelaya por el período 2022-2026.

Tiene 49 años de edad, es médico general graduada de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), con una especialización en patología.

Posee un máster en Protección de la Niñez y Justicia Juvenil de la Universidad de Málaga, España.

Por 14 años se dedicó a trabajar como patóloga en el servicio forense. Luego, en 2013, fue nombrada como titular de Medicina Forense en el MP y desde el 2014 es fundadora y profesora de posgrado de Medicina Legal y Forense.

Además, tuvo la idea de crear el cementerio donde hoy entierran los cadáveres que no son reclamados en la morgue y fue vicepresidenta de la Red Iberoamericana de Institutos de Medicina Legal e Institutos Forenses.

Su padre, José Eduardo Villanueva, fue director de la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP).

La firmeza de su carácter le valió a Julissa para ser acreedora del Premio Internacional a las Mujeres de Coraje de la exprimiera dama de Estados Unidos, Melania Trump.

En las pasadas elecciones generales, Villanueva aspiró a una diputación por el Partido Libertad y Refundación (Libre) en Francisco Morazán, pero no fue electa.

Ese mismo año fungió como jefa del departamento de Ciencias Morfológicas y hoy asume -entre grandes desafíos- como compañera de fórmula en la Secretaría de Seguridad, comandada por el general Ramón Sabillón.

¿Cuál es su misión ahora?
En primer lugar, formaré un cuerpo de trabajo con el general Sabillón, un trabajo colaborativo, y en ese sentido tengo la misión número uno: recuperar la seguridad democrática del país, con todo enmarcado en disminuir la impunidad que hay en todos los crímenes y los demás delitos que ocurren en este país.

¿Cómo enfocará su trabajo?
En el trabajo técnico-científico. Vamos a enaltecer las pruebas técnicas-científicas para que estas sean el argumento para generar justicia en base a planteamientos estratégicos con los equipos multidisciplinarios, donde la Policía efectivamente si sea científica, operativa y que trabaje en consonancia con otras instituciones.

El problema del crimen en Honduras es que queda en una situación delimitada por la falta de investigación científica-criminal.

Las masacres van en aumento…
Esas masacres tienen que obedecer a una respuesta. Ya no podemos seguir aceptando que se liquiden a las personas y eso se quede solo en hojas de defunciones, en investigaciones, en morgue. Ese es uno de nuestros primeros desafíos.

El fin de semana mataron cuatro mujeres…
Los feminicidios continúan ocupando el 96% de la impunidad desde hace cinco años ¿Y por qué no se resuelven? (…) Ese es uno de los puntos que más vamos a trabajar.

¿Van a reestructurar la Policía Nacional?
Por supuesto que sí. Vamos a crear unidades especiales para la investigación de la corrupción. Esta semana me voy a reunir con el fiscal Santos para formar nuestra propias unidades para investigar a los corruptos. Eso es fundamental para poder tener
sentencias condenatorias firmes y que no se queden en simples relatos.

¿Habrá giros en la policía comunitaria?
Trabajaremos con las comunidades, con los pueblos, con los municipios, buscando que funcione la Policía Comunitaria. Necesitamos acercar al policía a las comunidades y no al que genera el terror. Ocupamos policías que prevengan el delito.

¿Va a fomentar más espíritu de investigación en las filas policiales?
Vamos a fortalecer la institución policial en el tema científico. Vengo a impregnar todo eso. Lejos de ser una mujer que se va a sentar a hablar de la prevención, soy una mujer que viene a generar el trabajo en la escena del crimen.

Usted defendió a capa y espada la prueba científica en casos emblemáticos como el de la agente de la ATIC en Copán… ¿Van a reabrir esos casos?
Correcto, es que hay muchos casos que se van a reaperturar. Son casos que quedaron en impunidad. Por ejemplo, la mamá de Enoc todavía quiere saber dónde está su niño, qué pasó con él, si se perdió en el campo… ¿Nadie sabe nada? No es posible que nadie sepa nada. ¿Qué pasó también con los garífunas que se perdieron?…

¿Se siente capaz de cumplir los retos?
Así como tenemos grandes retos y desafíos, tenemos mujeres con ética y moral para dirigir instituciones como la Secretaría de Seguridad. Estoy segura que con el general Sabillón vamos a hacer una dupla sinérgica en generar soluciones en temas de seguridad .

Se necesita mucha firmeza, convicción y tener los valores bien claros de qué cosas se deben hacer. No debe haber tardanzas, ni omisiones deliberadas en la investigación, porque eso significa impunidad.

¿Se va a poder confiar en la Policía con los cambios que se vienen?
Va a ser poco a poco porque está infiltrada. También el crimen organizado se infiltró en esta institución. No vamos a venir como los «súper salvadores». Tenemos que irla depurando y buscando personas con confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.