Fiscalia de NY exige confidencialidad sobre las charlas telefonicas de JOH con narcos

La Fiscalía del Distrito Sur de New York, Estados Unidos, presentó este martes una solicitud al juez Kevin Castel para que declare confidenciales algunas pruebas contra el expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (2014-2022), alias JOH, acusado de narcotráfico, que son adicionales a otras que se encuentran bajo reserva.

En la documentación se solicita que el juez Castel autorice la secretividad de la evidencia que será presentada durante el juicio de JOH y entre la que se incluye la transcripción de intervenciones telefónicas, que contienen, entre otras cosas, una conversación por texto (BlackBerry) entre dos narcotraficantes vinculados a su hermano, el excongresista Juan Antonio Hernández, alias Tony.

Tony Hernández fue sentenciado en 2021 -también por Kevin Castel– a cadena perpetua más 30 años de prisión por narcotráfico.

¿Qué pruebas se ocultarían?

De acuerdo al informe presentado por la Fiscalía, entre las demás evidencias también se encuentran fotografías de un kilogramo de cocaína con las iniciales «TH«, presuntamente de las iniciales Tony Hernández.

Este material fue utilizado como evidencia durante el juicio de Tony y, según lo que señala la Fiscalía en la solicitud, durante el juicio contra JOH se piensan establecer la relación de dicha conversación.

En las mismas se muestra el testimonio brindando por José Sánchez (seudónimo), ex contador de la empresa Graneros Nacionales, quien durante el juicio de Geovanny Fuentes Ramírez afirmó haber estado presente en reuniones entre Fuentes y JOH, en las que Hernández brindó el número de «Tony» para que este se encargara de traficar droga.

El contador afirmó que presenció dos reuniones entre JOH y Geovanny Fuentes, en las que supuestamente le pagaron sobornos al exmandatario.

Sánchez aseguró que huyó de Honduras porque su vida corría peligro tras haber presenciado dichas reuniones en las que, según detalló, habría extraído copias de vídeos de las cámaras de seguridad de la empresa Graneros Nacionales donde supuestamente se realizaron las reuniones.

Geovanny Fuentes Ramírez fue condenado (también por el juez Castel) el pasado 8 de febrero de 2022 a cadena perpetua más 30 años de prisión y al pago de una multa de 151.7 millones de dólares por tráfico de drogas y delitos relacionados con armas y artefactos explosivos.

¿Qué otras evidencias se podrían presentar?

Durante el juicio contra Geovanny Fuentes Ramírez, que duró alrededor de dos semanas en marzo de 2021, los fiscales de la Corte del Distrito Sur de Nueva York realizaron una inspección de los teléfonos celulares de Fuentes Ramírez, y allí se encontró el número del expresidente Hernández.

Los fiscales estadounidenses revelaron en su investigación que Fuentes Ramírez pagó sobornos a JOH para financiar su campaña electoral para las elecciones de 2013. Sin embargo, Ramírez negó que haya tenido vínculos con el expresidente hondureño.

Asimismo, el exlíder del cártel de «Los Cachiros», Devis Leonel Rivera Maradiaga, con quien Fuentes Ramírez mantenía vínculos muy cercanos, confirmó que se pagaron sobornos al exmandatario hondureño.

Rivera Maradiaga participó como testigo en el juicio de Fuentes Ramírez y aseguró que pagó entre 250 mil y 300 mil dólares (alrededor de 7.3 millones de lempiras) al expresidente Hernández para financiar su campaña electoral en 2012.

El «Cachiro» indicó que mantuvo reuniones con Fabio Lobo y su padre el expresidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, así como con Tony Hernández y su hermano, JOH. Fabio Lobo actualmente puja una pena de 24 años de prisión por narcotráfico

Además, según Rivera Maradiaga, existen vídeos «para mostrar cómo Juan Orlando Hernández estaba recibiendo cargamentos de cocaína en los aeropuertos de San Pedro Sula y Tegucigalpa«.

Confidencialidad de pruebas

Cabe señalar que, el pasado 13 de junio de 2022, el juez Kevin Castel ordenó que las pruebas que se presenten en el juicio por narcotráfico contra JOH sean confidenciales luego de una solicitud presentada por los fiscales acusadores y la defensa del exmandatario hondureño.

La petición indica que «el material de divulgación designado como material protegido o material delicado no será divulgado por el acusado o su abogado, incluido cualquier abogado sucesor (…) y será utilizado por la defensa únicamente para fines de defensa de este caso».

No obstante, la petición añade que no se impide la divulgación de cualquier material de divulgación en cualquier audiencia o juicio celebrado contra el exmandatario.

Extradición de JOH

Juan Orlando Hernández fue capturado el 14 de febrero de 2022 y posteriormente fue extraditado el 21 de abril tras ocho años en el poder.

Estados Unidos le solicitó a Honduras su arresto preventivo con fines de extradición, ya que fue acusado de tres cargos relacionados al tráfico de drogas y el uso ilegal de armas.

Entre los cargos está el delito de conspiración para importar más de cinco kilos de cocaína a Estados Unidos, además, por usar o portar armas de fuego incluyendo ametralladoras y dispositivos destructivos para el tráfico de drogas.

Juicio en Estados Unidos

Hernández se presentó ante la justicia norteamericana el pasado mes de mayo donde el juez Kevin Castel programó la continuación de la audiencia para el próximo 28 de septiembre de 2022.

Durante su primera audiencia, la Fiscalía precisó que sus pruebas se basan en archivos electrónicos del acusado, incluyendo mensajes y escuchas telefónicas. JOH se declaró inocente.

Tras la audiencia del 28 de septiembre, se espera que el juicio de inicio el 17 de enero de 2023, en la Corte de Nueva York.

Cabe señalar que en las últimas horas se ha dado a conocer la renuncia de Daniel Pérez, uno de los abogados defensores de Juan Orlando Hernández.

Hasta ahora, el único abogado encargado del caso del expresidente hondureño es Raymond Colón, quien desde un principio trabaja en la defensa de Hernández.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.