«JOH es un rata» gritaron tras finalizar el juicio en NY

Dos personas que presenciaban este martes la vista contra el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, acusado de narcotráfico, le gritaron en español que se «¡Arrepentiera!» y que era una «¡Rata!», cuando este abandonaba la sala de tribunal de Nueva York.

El juez Kevin Castel ya había dado por concluida la sesión y Hernández, vestido con el mono azul de la prisión donde espera la celebración de su juicio, se levantó y se giró hacia al público a quien saludó en varias ocasiones y le dedicó varias sonrisas que se adivinaban detrás de su mascarilla.

Cuando salía de la sala acompañado por tres funcionarios de seguridad, entre el murmullo de los asistentes se escucharon los gritos, algo bastante inusual en los procesos judiciales.

Concluida la sesión, los presentes, mayoritariamente contrarios a Juan Orlando Hernández, se unieron a un grupo de manifestantes concentrados en el exterior de los juzgados que pedían cadena perpetua para el expresidente.

Asimismo, acudieron al juicio varios judíos ultraortodoxos para mostrar su apoyo al expresidente, entre ellos Jay Levy, que aseguró a Efe que pertenecen a dos comunidades, una de ellas la del rabino mayor de Honduras, Aaron Lankry.

«Tenemos relación desde que hace dos años (Juan Orlando Hernández) trasladó la embajada» de Honduras a Jerusalén, dijo Levy, que precisó que, desde entonces, las relaciones con Hernández fueron más cercanas y ahora le están apoyando, igual que en su momento el entonces presidente de Honduras apoyó a Israel.

Hernández anunció en septiembre de 2020 su intención de trasladar la embajada hondureña a Jerusalén siguiendo los pasos del expresidente de Estados Unidos Donald Trump, poniendo fin a décadas de neutralidad en el conflicto palestino-israelí.

Entre las personas que se acercaron a mostrar su apoyo a Hernández estaba el detective Ángel Martínez, que trabaja para el expresidente y para quien —según dijo a Efe— la fiscalía no tiene pruebas para incriminar al exmandatario. Los simpatizantes del exmandatario fueron rodeados por los manifestantes al grito de: «¿Quién defiende a un narco-dictador?»

En la sesión de hoy, Juan Orlando Hernández se presentó por primera vez en persona ante el juez y se declaró «no culpable» de los cargos de narcotráfico y posesión de ametralladoras y aparatos de destrucción.

28 de septiembre fecha fijada por juez para una nueva audiencia de JOH en EEUU

El expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se declaró “no culpable” este martes en su segunda audiencia en Nueva York dónde es juzgado por narcotráfico, justo el mismo día que el exjefe policial Juan Carlos “El Tigre” Bonilla fue extraditado a EEUU.

El juez Kevin Castel determinó que su próxima comparecencia será el 28 de septiembre del 2022 y mencionó que la otra fecha disponible para el proceso sería a mediados del mes de enero de 2023. 

El togado norteamericano adelantó que le gustaría fijar como fecha para el comienzo de la selección del jurado para el juicio el 17 de enero de 2023.

Mientras tanto, la siguiente vista fue fijada para el 28 de septiembre, para dar tiempo a la Fiscalía a terminar de reunir las pruebas en contra del expresidente hondureño y a la defensa para revisarlas.

El exmandatario, extraditado a EEUU el pasado 21 de abril, enfrenta tres cargos: asociación delictiva para importar cocaína, posesión de armas y herramientas destructivas y asociación delictiva para usar armas y herramientas destructivas.

Las autoridades de Estados Unidos aseguran que desde aproximadamente 2004 el expresidente participó en una conspiración para permitir que carteles de la droga enviaran miles de kilos de cocaína a Estados Unidos a cambio de millones de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.