JOH gasto $25 millones de dolares en radares de Israel defectuosos

Al inicio de este gobierno las autoridades estadounidenses vieron que había interés de fortalecer la lucha contra el narcotráfico, ya que Honduras es un punto clave para los carteles de la droga que operan desde Sudamérica hasta el norte del continente.

No obstante, para desarrollar ese trabajo se necesita logística y la falta de equipo es otra de las grandes debilidades que tienen las Fuerzas Armadas (FF AA) debido a los malos y sospechosos procesos de compra que se ejecutaron en las administraciones pasadas.

Se evidenció que los dos radares que las FF AA le compraron a la empresa israelí Mer Security and Communication Systems Ltd por un costo de 25 millones de dólares están inoperables y el territorio hondureño está más expuesto a la penetración del narcotráfico.

Honduras está expuesta al narcotráfico al no funcionar de manera completa dos radares adquiridos por 25 millones de dólares.

Estos aparatos son relativamente nuevos, fueron adquiridos en 2013 y llegaron al país en 2014, pero, según fuentes militares, su alcance era muy limitado porque fueron diseñados para el desierto y Honduras es un territorio montañoso.

En una entrevista que le hizo el equipo en el mes de abril pasado al comandante de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), coronel de aviación, Francisco Javier Serrano, reconoció que hay debilidades con los radares comprados a Israel.

Dijo que uno está funcionando, pero necesitan de mantenimiento constante y cada mes el personal de Israel tienen que estarle haciendo las reparaciones necesarias por las fallas que se presentan.

“Tenemos que ver el tipo de topografía de nuestro territorio, que a veces es como un obstáculo en lo que es la señal de estos sistemas por las diferentes alturas de nuestras montañas”, evidenció.

El alcance del radar de Israel que tiene el país es apenas de 255 kilómetros, lo que resulta limitado para poder detectar las amenazas constantes de los narcotraficantes que llegan a Honduras vía aérea y marítima.

El coronel reveló en la entrevista que están planeando conseguir radares en Estados Unidos y reparar uno que tienen la FAH de fabricación norteamericana, que data de los años 80, pero que sigue en servicio en muchos países.

En la actualidad trabajan en la adquisición de otro radar para así poder cubrir el territorio que mayor amenazas recibe y así colocar uno en el oriente, que es por donde ingresan los vuelos ilícitos y otro para tener control de las fronteras en el sur y occidente de Honduras.

El alto mando de la FAH reconoció que desde que llegaron los radares de Israel “sí han presentado fallas, eso es así, pero siempre hay personal nuestro capacitado por ellos (los israelitas) para poder operar al cien por ciento estos radares”.

Detalló que para mejorar la vigilancia, la FAH busca reparar un radar de fabricación de Estados Unidos, que es el AN/TPS-70,al que le han comprado una serie de repuestos para ponerlo a funcionar en los próximos meses.

El AN/TPS-70 es un radar 3D de matriz en fase de banda S giratoria, móvil y producido por Westinghouse ( Northrop Grumman ).

El aparato tienen capacidad de rastrear 500 objetivos, mostrando el alcance del objetivo, la altura del enemigo desde cero a 100,000 pies, es decir de 30 a 480 metros, hasta un alcance máximo de 240 millas náuticas unos 444,5 kilómetros.

El muchos países este radar está siendo reemplazado por sistemas más nuevos, pero sigue dando servicio en todo el mundo.

Fuentes de la FAH informaron que el proceso de recuperación de este equipo está avanzando y en los próximos días podría entrar en servicio.

En tanto, el comandante de la FAH afirmó que se solicitó la compra de un nuevo radar a Estados Unidos, porque lo ideal sería contar con un sistema de cuatro radares para tener la cobertura total del área centroamericana y El Caribe.

El problema es que son equipos caros y se necesita una fuerte inversión y la FAH está urgida de helicópteros y de poner operativos los Tucano T-27, que también son para operaciones antidrogas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.