Juan Orlando Hernandez ofrece $5 millones como fianza para defenderse en libertad

La defensa legal del expresidente Juan Orlando Hernández presentará, en un periodo menor a 30 días, la propuesta de una fianza ante la justicia de Estados Unidos, con la que buscarán defenderse en libertad.

Los abogados confirmaron a que trabajan en esta solicitud respaldada por la comunidad judía en Estados Unidos e Israel, como lo informó este rotativo.

Asimismo, los defensores respondieron que la cifra ronda los tres millones de dólares, es decir, 73,320,000 lempiras e implicaría que Hernández se defienda en libertad y tenga un grillete electrónico, si se acepta.

En el de Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn el exmandatario aparece con ficha 91441-054 y dentro de la instalación “tiene un espacio privado donde tiene acceso a una cancha de baloncesto, televisión y cuenta con un lugar donde hace ejercicio”, aseguraron sus defensores.

El expresidente está recibiendo respaldo de la comunidad judía, pues aparte de querer pagarle la fianza lo visita el rabino mayor de Honduras, Aaron Lankry, y el rabino Yosef Cohen, excapitán de la armada de República Dominicana.

“Él está en estudios profundos judíos. Cuando estuvo siendo llevado al helicóptero en la extradición el general (Ramón) Sabillón llevaba el talit judío de Juan Orlando, el talit es una prenda de oración judía”, dijo la defensa.

Afirmaron que Hernández está estudiando el Talmud, que contiene religión judía, “para incrementar su conexión espiritual con Dios y recibe comida kósher judía”.

Acusaciones

Hernández, de 53 años, habría contribuido a introducir 500 toneladas de cocaína en Estados Unidos entre 2004 y 2022.

La fiscalía de Estados Unidos acusa a JOH, acrónimo con el que se le conoce en Honduras, de recibir “millones de dólares” de cárteles de la droga, entre ellos un millón de dólares del capo Joaquín “Chapo” Guzmán, que cumple cadena perpetua en Estados Unidos, y de crear un “narcoestado” en los ocho años que fue presidente de Honduras (2014-2022).

Los acusadores alegan que el dinero de la droga le sirvió no solo para enriquecerse -a principios de mes las autoridades hondureñas incautaron al ex mandatario su casa y decenas de propiedades, productos financieros y otros bienes- sino que sirvió para “financiar su campaña política y cometer fraude electoral” en los comicios presidenciales de 2013 y 2017.

Ello, a cambio de proteger a traficantes de droga, asegura la fiscalía.

“Soy inocente y estoy siendo sometido a un proceso de manera injusta”, dijo Hernández en un video divulgado en Tegucigalpa horas antes de abordar el avión de la DEA que el jueves lo trasladó a Estados Unidos.

La justicia estadounidense parece querer enviar un mensaje claro, como ya lo hizo con su hermano, el exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernández, que cumple cadena perpetua por narcotráfico en Estados Unidos.

El titular de la cartera de Justicia, Merrick Garland, advirtió que su departamento “está decidido a desbaratar todo el ecosistema de las redes de tráfico de droga que dañan a los estadounidenses”, independientemente de dónde estén y quién esté detrás.

La extradición de Hernández debería “enviar un claro mensaje” a los líderes extranjeros que “abusan corruptamente de su poder para apoyar a los cárteles de la droga”, dijo por su parte la jefa de la DEA.

“Si creen que pueden esconderse detrás de su cargo, están equivocados”, advirtió Milgram.

Hernández culpa de su situación a las acusaciones “en base a mentiras” de los capos de la droga que su gobierno ayudó a extraditar y que buscarían acuerdos con la fiscalía estadounidense para reducir sus penas.

Uno de los testigos del juicio contra el narco hondureño Geovanny Fuentes Ramírez, también condenado de por vida en Estados Unidos, llegó a decir en el juicio que había oído decir a JOH que iban a “meter la droga a los gringos en sus propias narices” sin que se dieran cuenta.

Además de Tony Hernández y Fuentes, Fabio Lobo, hijo del expresidente hondureño Porfirio Lobo (2010-2014), cumple 24 años de cárcel por tráfico de cocaína.

El exjefe de la Policía Nacional hondureña Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, acusado de “supervisar” las supuestas operaciones de narcotráfico de JOH, aguarda también su extradición a Estados Unidos.

1 pensamiento sobre “Juan Orlando Hernandez ofrece $5 millones como fianza para defenderse en libertad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.