La amnistia seria una piedra en el zapato para la CICIH

El decreto de amnistía para presos políticos no tiene nada que ver con el perdón, sino con “olvidar” los delitos de los políticos, señaló el abogado constitucionalista, Raúl Pineda.

“Cuando el delincuente triunfa es un héroe y cuando pierde es un criminal”, expresó a tunota.com.

El decreto abarca a las personas que se desempeñaron como empleados, funcionarios o autoridades electas durante la administración del expresidente, José Manuel Zelaya, entre el 27 de enero de 2006 y el 28 de junio de 2009.

Establece que estas personas fueron víctimas al ser acusados criminalmente «por oponerse y protestar contra el golpe de Estado; y por los actos propios del ejercicio de su función política, procesos que fueron calificados como políticamente motivados».

Dos exfuncionarios del «Poder Ciudadano«, Enrique Flores Lanza y Marcelo Chimirri, ya comenzaron a ver los frutos de dicha ley al recibir sus cartas de libertad y extinción de responsabilidad en enriquecimiento ilícito, abuso de autoridad e incluso malversación de caudales públicos en el primer caso.

Entonces, la dogmática penal -refirió Alvarado- deja claro que delitos como estos, por ejemplo, deben tener un tratamiento diferente. “En Honduras, excepcionalmente el Congreso Nacional puede otorgar amnistías. El artículo 245 de la Constitución dice que fuera de los casos de delitos políticos y conexos; es decir, medio delito, puede ser objeto de olvido”, indicó.

Sin embargo, apuntó que solo a los jueces les compete la interpretación de la normativa general al caso concreto. “Desde el punto de vista legal, la amnistía es procedente. El problema es que los jueces han estirado mucho el alcance de la amnistía que ha servido para generar una cortina de impunidad”, enfatizó.

‘Decreto de impunidad implica alto costo’: Julieta Castellanos

La exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos que “el PSH y los diputados de Libertad y Refundación (Libre), han pagado un costo bastante alto al convertir esta amnistía, en un decreto de impunidad”.

Enfatizó que “los diputados de PSH y de Libre, que supuestamente están a favor de la transparencia y del combate de la corrupción, parecen bastante desinformados o cómplices”.

Asimismo, el exfiscal Edmundo Orellana hizo un llamado a no emitir cartas de libertad sin fundamentos.

“Hoy solo queda la rectificación y por ello se presentará iniciativa de ley para reformar dicho decreto”, escribió en su Twitter Maribel Espinoza, diputada del PSH.

La amnistía refiere que al menos 22 figuras delictivas comprendidas en el conjunto de normas en materia penal que estuvo en vigor desde 1983 y otros 31 ilícitos del nuevo Código serán objeto de absolución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.