La Cruda Verdad: Honduras en el abismo

¿De donde deriva la incapacidad, del Estado hondureño de responder a los problemas que agobia a un país signado por la pobreza, la desigualdad social y la violencia? 

El Estado ha sido visto como el botín de los vencedores y de sus aliados, lo que explica en buena medida su ineficiencia. El saqueo de los fondos públicos para usos privados y el clientelismo han sido problemas duraderos.

Los pobres representan la masa de maniobra de políticos corruptos, que actúan como dadores de empleos a sus correligionarios, cuya única virtud es la lealtad partidaria. Este panorama se ha complicado en los últimos 10 años con el involucramiento del gobernante y su familia en el tráfico internacional de drogas. El hermano del actual presidente de la república, Juan Orlando Hernández, quien retiene la gestión del Estado mediante un fraude electoral, fue declarado culpable de una cantidad de delitos que incluye el tráfico de drogas. 

El presidente hondureño ha manifestado que los narcotraficantes buscan la venganza propagando mentiras infundadas.  Según un conjunto de estudiosos de la realidad Nacional de la revista Envío- Honduras el arreglo entre las cúpulas del partido Nazional y el partido Libre en el Congreso Nacional le ha permitido a la «oposición» una representación en los nuevos órganos electorales para asegurar su cuota de poder. 
Esto le ha permitido en el régimen orlandista mantenerse y asegurar su continuidad. 

Honduras carece de un liderazgo creíble para enfrentar la crisis sanitaria. Las respuestas de los órganos estatales caracterizadas por el autoritarismo, la improvisación y la distribución clientelar de alimentos son una muestra evidente de la crisis del Estado. 

Los días del coronavirus representarán un desafío en gran escala para empobrecida nación hondureña, según la CEPAL contamos aproximadamente con 40% de población en situación de pobreza y 68% en pobreza relativa. 

Acá sólo el pueblo salvará al pueblo para salir de este abismo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *