La farsa accion con los bienes de Juan Orlando Hernandez

El abogado Marlon Duarte, señala que no se puede asegurar e incautar los bienes a la misma vez, tal y proceso que lleva a cabo el Ministerio Público contra los bienes del expresidente Juan Orlando Hernández.

“No es lo mismo aseguramiento e incautación, habría que ver si hicieron diferencia entre qué iban a asegurar y qué iban a incautar, en la solicitud establecen la incautación; lógicamente es el apartamiento de los bienes”, dejo.

“Estamos completamente seguros que el Ministerio Publico pidió el aseguramiento y la incautación de los bienes del solicitado en extradición Juan Orlando Hernández”, agregó.

En cuanto al traspaso de bienes que denunció el CNA manifestó que, esa no es una justificación de que los bienes ya no pertenecen a Juan Orlando Hernández para evitar asegurarlos o incautarlos.

“La ley establece que quien posea los bienes, no importa la persona natural o jurídica que los tenga en su poder y las matriculas a nombre de quien estén, esas se van a asegurar mediante el envío de un oficio al IP (Instituto de la Propiedad) para establecer la prohibición de celebrar actos y contratos y la incautación que es apartar del dominio de quien lo tenga y ponerlo a disposición de la Oficina Administradora de Bienes Incautados”, aseguró.

En ese sentido, señaló que, el Código Procesal Penal establece que se puede solicitar la reserva de la petición hasta que la misma se haya ordenado y concretizado.

La diferencia entre aseguramiento e incautación es que, al asegurar una se puede seguir viviendo en la casa y disfrutar de los productos que tengan fincas y ganado; lo que no puede hacer es vender, enajenar e hipotecar el bien, pero cuando se orden la incautación automáticamente tiene que abandonar su casa, finca o propiedad y quien administra los bienes es la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI).

“ÉL (Juan Orlando Hernández) siempre dijo que se fueran a defender a Estados Unidos quien por alguna situación legal se le estuviera requiriendo”, expresó.

“Si hay empresas funcionando, lo único que podría hacerse es un cargo con interventor a caja que lo maneje la OABI, pero que las personas no queden sin empleo; que la empresa siga funcionando y que no vayan a tomar el dinero como siempre lo han hecho”, señaló.

Duerte, aconsejó al nuevo director de la OABI, no tocar nada de las utilidades que generan las empresas incautadas porque al final hay un montón de gente que se queda sin empleo.

“Lo más sano es que, la persona que conoce la empresa es la que debería dar cuentas mediante auditorias y que el dinero se encuentre en el banco, los bienes deben ser incautados una vez que se declara culpable a una persona y se determina mediante investigación objetiva que una casa proviene de la venta de droga, tráfico de armas o tráfico de personas”,

“Lo que tenemos en Honduras son investigaciones protagónicas, es decir; los operadores de justicia lo que quieren es generar protagonismo, debe investigarse aquí en Honduras si efectivamente esos bienes proceden directamente o indirectamente de las actividades ilícitas por las que pudo haber sido condenado en Estados Unidos”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.