Las 32 denuncias repentinas contra Juan Orlando Hernandez son ayuditas del Fiscal Chinchilla

La diputada del partido Libertad y Refundación (Libre), Silvia Ayala, manifestó que el hecho de que ahora aparezcan 32 denuncias contra el expresidente Juan Orlando Hernández en el Ministerio Público (MP) es una señal de que el exmandatario sigue controlando el sistema de justicia hondureño.

“Que ahora aparezcan 32 denuncias en contra de Juan Orlando Hernández, cuando en ocho años no se presentó ningún requerimiento, indica que sigue controlando la justicia”, expresó la congresista en una entrevista con Radio América.

Asimismo, Ayala reveló que durante una reunión con el fiscal general, Óscar Chinchilla, les mencionó que había alguna investigación en contra del exgobernante solicitado en extradición por Estados Unidos, sin embargo, reiteró que Hernández sigue controlando el sistema judicial.

La integrante de la comisión de diputados que investiga a los operadores de justicia en el tema de la extradición mencionó que le llamaba poderosamente la atención el hecho de que si habían líneas de investigación contra el expresidente nunca hubo resultados durante el tiempo en que Hernández gobernó el país.

“Si en realidad el Ministerio Público estaba investigando, entonces no hubiese tenido los elementos suficientes para interponer requerimientos con anterioridad o para poder iniciar los procedimientos correspondientes, aunque Hernández era el presidente de la República de Honduras”, expresó la legisladora del departamento de Cortés.

“En lo que conocemos no hubo nunca un proceso de investigación, sino en este momento cuando Hernández ha sido capturado por el pedido de extradición , y el Ministerio Público dice que tiene investigación en torno a actos irregulares del expresidente y su grupo criminal que sigue controlando la impartición de justicia”, añadió Ayala.

A pesar de que la defensa legal Juan Orlando Hernández argumenta que el hecho de que existan denuncias en su contra en Honduras podría frenar su extradición, Silvia Ayala aseguró que no existe ninguna posibilidad de que se detenga el proceso y muy posiblemente en los próximos días el expresidente sea entregado a las autoridades estadounidenses para ser juzgado en ese país de los cargos que se le acusan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.