Mauricio Rivera sale victorioso tras dictamen de juez

uto de formal procesamiento le dictó este martes el juez de Letras Designado al diputado del partido Libertad y Refundación (Libre), Mauricio Rivera.

La decisión del juez se realizó durante la resolución de la audiencia inicial efectuada este día. A Rivera se le acusa de tres delitos relacionados a daños, tráfico de influencias y perturbación del orden público.

Sobre el delito de violencia contra la mujer y coacciones, el juez designado le dictó sobreseimiento definitivo. Rivera enfrentaba estos cargos tras protagonizar un violento zafarrancho junto a sus correligionarios de Libre en las instalaciones de Ciudad Mujer.

El parlamentario se mantiene suspendido de su cargo durante el desarrollo del proceso legal en su contra.

Desarrollo

Durante la audiencia, los fiscales plantearon 25 pruebas, entre las que se mencionan periciales, psicológicas y psiquiátricas, actas de inspección ocular, extracción de información de celular, entre otras, con las que buscan que el caso se encamine a un juicio.

La evaluación mental que solicitó el juez natural que fuera sometido Rivera no se le practicó en Medicina Forense, tal como lo solicitó el Ministerio Público (MP).

Cabe recordar que el pasado 26 de agosto, un juez dictó medidas cautelares distintas a la prisión contra Rivera, quien no puede salir del país, debe presentarse a la Secretaría una vez a la semana a firmar y no puede presentarse a las instalaciones de Ciudad Mujer.

“No vino ni siquiera un testigo de los supuestos ofendidos. Orientaron a que mi representado hizo acciones misóginas en contra de la ofendida, el diputado lo único que hizo fue recomendar la contratación de una persona y al final no se hizo la contratación”, aseguró Marlon Duarte, abogado del parlamentario.

“Él lanzó una piedra la cual pega en un poste pero eso no quiere decir que a una persona la van a acusar por cuatro delitos”, agregó Duarte.

Acciones

Las agresiones tuvieron lugar el 4 de mayo del presente año, cuando el diputado encabezó una protesta en las afueras de Ciudad Mujer, en la cual lo acompañaron algunos miembros de sus bases que llegaron desde Choluteca exigiendo el nombramiento de una de sus correligionarias en un cargo.

Según lo que él mismo reveló, la petición era que se aprobara el nombramiento de Ondina Marcela Mendoza como coordinadora administrativa del Centro Ciudad Mujer de Choluteca, sin embargo, esta persona no cumpliría con los requisitos para ostentar el cargo.

En ese momento, Tatiana Lara, directora de la institución, dijo que el nombramiento no se podía hacer efectivo, pues ella “no reúne ninguno de los requisitos exigidos para el puesto… No cuenta con título universitario y su experiencia laboral ha sido en una institución bancaria como oficial de servicio al cliente y, cajera y en un restaurante”. Además, “no tiene experiencia alguna en temas de género”, aseveró la presidenta de CCM en un escrito.

Ante la negativa para que se le otorgara la plaza de trabajo, Rivera participó en la protesta en la que además de quemar llantas lanzó piedras a los vidrios de Ciudad Mujer, rompiendo los cristales de las ventanas y poniendo en riesgo la vida de los empleados que se encontraban en su interior.

Fue así que ese mismo día, Tatiana Lara acudió a interponer la denuncia respectiva y desde entonces se inició un proceso en contra del legislador, quien el pasado 26 de agosto fue suspendido de su cargo de forma temporal.

Imágenes y vídeos, las pruebas en su contra

Luego de no realizarle la evaluación mental a Rivera, las acciones violentas del congresista quedaron registradas en fotografías y videos tomados por los presentes en la manifestación y en edificios aledaños y son la carga probatoria en su contra.

“La persona que encabezaba este grupo era el señor Rivera, él era la persona visible, era quien llevaba las llantas e incluso tiró piedras al edificio y pedimos también en nuestra denuncia que se identifique al resto de personas que lo acompañaban y que realmente no sabemos quiénes son”, manifestó Lara durante una entrevista.

Castigos contra Rivera según Código Penal

Por el delito de tráfico de influencias impone un castigo de dos a cinco años, y por el delito de esta normativa impone un castigo de uno a dos años de reclusión y prohibición de residencia por el doble del tiempo de la condena.

Esta normativa castiga a quien destruye, deteriora, inutiliza o causa daños a cosa ajena, debe ser castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y multa de 180 a 720 días si la cuantía del daño excede de cinco mil lempiras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.