Mel y Pepe nunca enfrentaran la justicia americana por cargos de narcotrafico

El periodista estadounidense, Jeff Ernst, reveló este viernes en sus redes sociales las razones por las que «jamás serán pedidos en extradición -a Estados Unidos-por narcotráfico los expresidentes Porfirio Lobo Sosa (201-2014) y José Manuel Zelaya (2006-2009), personajes mencionados en juicios en Nueva York de recibir sobornos de narcotráfico. 

Ernst, en su cuenta de Twitter, indicó que, con respecto al cargo de conspiración de narcotráfico, la fiscalía estadounidense tiene cinco años desde el último supuesto acto delictivo de una persona, o el fin de la conspiración, para presentar una acusación formal.

Esto, luego de que el jueves 21 de abril el expresidente Juan Orlando Hernández fue extraditado a Estados Unidos por tener supuestos vínculos con el narcotráfico. En ese sentido, el periodista inició su publicación con el siguiente tuit: «Por qué ni Pepe, ni Mel jamás será pedido en extradición por narcotráfico”.

Ante ello, ejemplificó que, aunque una persona se haya retirado de una conspiración hace siete años, si la misma terminó hace solo tres años, esa persona podría ser acusado. Una vez presentada la acusación, no importa cuánto tiempo se toma para capturarlo.

Porfirio Lobo Sosa

«En el caso de Pepe, lo han vinculado con la misma conspiración de JOH –Juan Orlando Hernández-, que es esencialmente la del Partido Nacional. Esa conspiración básicamente terminó con la salida de JOH de la presidencia, según los fiscales», dijo Ernst.

No obstante, Jeff agregó que el blanco principal de la Administración de Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) fue el extraditado expresidente Hernández, porque su supuesto involucramiento fue mucho mayor que las alegaciones contra Lobo Sosa.

«Con JOH, la DEA envía el mensaje. Tampoco necesitan torcerle el brazo a Pepe para fortalecer el caso contra JOH», señaló.

Seguidamente, el periodista añadió que «además, no hay alegaciones contra Pepe desde alrededor de 2013. Técnicamente, aun así, podrían presentar una acusación en su contra. Veamos el caso de El Tigre (las alegaciones datan desde hace más de cinco años), pero Pepe simplemente no es uno de los objetivos de los fiscales».

El exdirector de la Policía Nacional, Juan Carlos «El Tigre» Bonilla fue solicitado en extradición recientemente por Estados Unidos, supuestamente por tener vínculos con el narcotráfico.

José Manuel Zelaya

En el caso del exmandatario hondureño José Manuel Zelaya, de acuerdo con Jeff Ernst, las alegaciones conocidas contra él (supuestos sobornos) datan desde antes de 2009.

«En el caso de Mel, las alegaciones conocidas contra él (supuestos sobornos) datan desde antes del 2009. Actualmente, no hay una conspiración que lo involucre que cae dentro del periodo necesario para una acusación (los últimos 5 años). Por lo tanto, esencialmente ha prescrito», escribió.

De igual forma, apuntó que, las alegaciones contra Zelaya, en su totalidad datan desde antes de la reforma constitucional de 2012 que permite la extradición de hondureños y, por lo tanto, una solicitud de extradición no sería admisible.

«Por ejemplo, en el caso de JOH, hay alegaciones desde 2004 hasta hace los últimos años, pero la CSJ -Corte Suprema de Justicia- resolvió que solo podría ser juzgado por las alegaciones desde 2012 en adelante», precisó Ernst.

En otro tuit, manifestó que «igual a Pepe, las alegaciones conocidas contra Mel no equivalen a las -mismas- contra JOH. Mel quizás haya tenido suerte que algunos decidieron no cooperar (Don H, Mejía Duarte, Nájera) y que la extradición no estaba vigente hasta años después de su mandato».

Finalmente, expreso que esto no quiere decir que ellos sean inocentes, ni tampoco culpables. «Es simplemente la realidad jurídica. Solo un muy pequeño porcentaje de los narcos hondureños y sus coconspiradores serán llevados a los Estados Unidos», puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.