Mike Vigil: «Con la información de Bonilla, caerán muchos más»

Mike Vigil, ex-jefe de Operaciones Internacionales de la DEA se refirió a la no culpabilidad por parte de Juan Carlos «El Tigre» Bonilla que lo llevará a juicio en el Distrito Sur de Nueva York.

“La evidencia en contra de Bonilla es contundente. Los acusados siempre dicen cosas que no son ciertas, tratan de ocultar su culpabilidad y Bonilla no es la excepción. Los Estados Unidos no se toman la palabra de un capo o de otro criminal si las declaraciones de ellos no son comprobadas».- mencionó Vigil.

«Entonces Bonilla lo que trata de hacer es engañar al pueblo, así como el expresidente (que dice) que la evidencia es de otros criminales, pero aunque sean declaraciones de algunos criminales, son testigos independientes que están diciendo las mismas cosas, pero aquí se comprueban las declaraciones”, aseguró el experto.

“El Tigre estaba protegiendo a los hermanos Hernández, asistiéndolos en enviar toneladas de cocaína aquí a los Estados Unidos y aparte fue asesino de Tony Hernández, mató a un narcotraficante con el nombre de Franklin Arita en Santa Rita de Copán, que se oponía a que los hermanos Hernández utilizaran esa ruta para exportar cocaína a los Estados Unidos».

«También estaba involucrado en los escuadrones de la muerte en donde mataban gente… solo que aquí en los Estados Unidos es acusado por narcotráfico y el uso de armas, especialmente ametralladoras”, detalló.

Mike aseguró que debido a la gravedad de los delitos y por abusar de su poder y del uniforme policial, “El Tigre” Bonilla podrían enfrentar una condena mínima de 40 años hasta una cadena perpetua, pero no descartó que pueda negociar con las autoridades de Estados Unidos para beneficiarse.

“Bonilla tiene mucha información, no solo del expresidente, sino de otros personajes que están involucrados en el tráfico de drogas y que tienen vínculos con el expresidente, esto para mí es una situación de dominó, donde ha caído Bonilla, pero pueden caer muchos más. Para Honduras esto va a ser como una limpieza”, aseguró Vigil.

“Esto para mí es un golpe para la justicia de Estados Unidos y de Honduras y una victoria para el imperio de la ley. Los fiscales del Distrito Sur no van a hacer una acusación formal si la evidencia no es supremamente fuerte, así como es en el caso del expresidente Juan Orlando Hernández”, recalcó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.