Nuevas pistas sobre el paradero de Angie Peña

Elementos de la Policía Nacional rescataron la mañana de este lunes -29 de agosto- a una menor que supuestamente se encontraba privada de libertad en Roatán, Islas de la Bahía, zona insular de Honduras.

La menor tendría preliminarmente 13 años y sería residente de la zona donde fue hallada.

La liberación de la niña se dio mientras se realizaban varias operaciones y allanamientos en busca de más pistas en el caso de la joven universitaria Angie Peña, quien desapareció de la isla el pasado 1 de enero de este año.

También se informó, que las autoridades detuvieron a un presunto ciudadano norteamericano que sería dueño de restaurantes y otros comercios en la zona.

El sospechoso fue identificado como Harol J. Green, quien estaría vinculado a una red de trata de personas y pornografía infantil, según los reportes preliminares.

Como parte de los allanamientos realizados por los elementos policiales, en una vivienda perteneciente al ciudadano norteamericano fue rescatada una menor a quien tenían en cautiverio.

Continúan las búsquedas de Angie Peña

Han pasado más de ocho meses desde que Angie Peña desapareció el pasado en la playa de West Bay en Roatán, Islas de la Bahía, mientras se conducía en una moto acuática.

El pasado 22 de junio, la Policía Nacional anunció una recompensa de 100 mil lempiras a quien brindara información sobre la joven.

Hace una semana, la titular de la Comisión Interinstitucional contra la Trata de Personas (CICESCT) reveló que Angie Peña continuaría con vida, de acuerdo a las investigaciones del caso.

Walter Peña, padre de Angie, dijo que como familia siguen haciendo hasta lo imposible para dar con su paradero. Informó que recién se reunieron con la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, para abordar los avances de la investigación, la cual ya tendría algunos sospechosos.

“Las cámaras de seguridad de los negocios que están en Roatán y que captaron posibles movimientos de mi hija milagrosamente se borraron. Por otro lado, la Fiscalía de Roatán no quiere presentar los requerimientos, no sé si es por miedo o por encubrir, no están colaborando para que esto se aclare”, dijo.

“Ahora más que nunca sabemos que mi hija está viva y los resultados de los peritajes indican preliminarmente que la moto encontrada no tenía señales de haber existido lucha de cuerpo a cuerpo, sangre o cabellos”, sostuvo en entrevista.

Concluyó diciendo que como familia han aportado toda la documentación requerida en apoyo a las autoridades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.