Pactos de impunidad a favor de JOH

Juan Orlando Hernández se reeligió de manera inconstitucional en 2017 y en ocho años de gobierno ha logrado qué Honduras sea catalogado como un narco-estado por medios de comunicación a nivel internacional ya que los medios tarifados no mencionan nada al respecto. 

Su presunto involucramiento en el narcotráfico ha mostrado como el estado se convierte en facilitador del tráfico de drogas a través de la utilización de sus mismas fuerzas de seguridad.  Pero como los juicios no solamente mencionan Hernández, el impacto no sólo consiste en que un presidente podría ser extraditado sino que condiciona a toda la clase política del país a realizar un pacto de impunidad que le brinda estabilidad, en medio del terremoto que provoca la justicia estadounidense en pleno año electoral. 

Los juicios en NY no son la única sacudida para Honduras desde Estados Unidos, senadores de ese país han pedido sanciones para Hernández, pidiendo mano dura para los altos funcionarios y políticos que están señalados por narcotráfico, pero además tienen larga tradición de violación a Derechos Humanos. 
Ante la posibilidad de que Hernández sea juzgado tras salir de la presidencia, sus compañeros del partido Nazional buscan preservar el poder y garantizar la impunidad por medio de mantener el control del Congreso, la Corte Suprema de Justicia, la fiscalía y el poder militar. 

La opción más viable es evitar la extradición de Hernández a través de una investigación interna que pueda ser controlada judicial y mediáticamente. Las condiciones institucionales para que eso sea posible están ya dadas, pues Hernández encargó en sus dos períodos presidenciales de tener control sobre el sistema de justicia. 

Este pacto no podría funcionar solamente desde el Partido Nazional. Los otros partidos como ser el partido Liberal y el partido Libre también están interesados en preservar un sistema de impunidad.

 Una prueba de este sistema impunidad son las elecciones internas del pasado 14 de Marzo, donde el ganador del partido liberal Yani Rosenthal fue juzgado en NY cumpliendo 3 años de cárcel por participar en transacciones financieras derivadas del tráfico de drogas. 

Deja un comentario