¿Porque “El Chapo” Guzmán es clave en el juicio contra JOH?

Tras la extradición del expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, hacia Estados Unidos, por sus presuntos nexos con el narcotráfico, han comenzado a sonar nombres de varias personas que podrían comparecer en su juicio, entre ellos el del capo mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El líder del cártel de Sinaloa, quien guarda prisión en suelo estadounidense tras ser condenado a cadena perpetua más 30 años por considerarlo una de las principales piezas para el envío de droga a Estados Unidos, fue vinculado con Hernández en 2019, cuando se desarrollaba el juicio contra el hermano del expresidente hondureño, Juan Antonio “Tony” Hernández.

Ahora, una de las principales interrogantes es si el mexicano sería tomado en cuenta para declarar contra el exmandatario, por lo que se dio a la tarea de trasladar la consulta a su defensa.

Ante esto, el cuerpo legal que pretende demostrar la inocencia de Hernández aseguró que “‘El Chapo’ no testificaría en contra, sino que aclararía a quién le dio el dinero y si fue verdad que envió dinero a Juan Orlando”.

De acuerdo a la representación legal del exmandatario, conformada por los abogados Raymond Colón y Daniel Pérez, el juicio podría comenzar aproximadamente 70 días después del 10 de mayo, fecha en la que conocerá oficialmente los delitos por los que fue solicitado en extradición.

Cabe mencionar que la defensa del hondureño contempla la posibilidad de presentar una fianza para que se le permita defenderse en libertad y utilizar un grillete electrónico si así lo considera el juez. Dicha fianza sería financiada por la comunidad judía en Estados Unidos y en Honduras, de acuerdo a lo que ha conocido este rotativo.

“La fianza se está preparando y las comunidades judías en Israel y Estados Unidos están trabajando para ser garantes de él”, respondieron a los abogados del expresidente Hernández. Dicha fianza rondaría los tres millones de dólares aproximadamente, equivalentes a unos 73,320,000 lempiras.

NEXOS DE JOH CON “EL CHAPO” GUZMÁN

Cuando “Tony” Hernández fue presentado en el banquillo de los acusados en una Corte de Manhattan, la Fiscalía afirmó que su hermano, el entonces presidente de Honduras, había recibido millones para brindarle protección a Joaquín Guzmán Loera y otros líderes de la droga.

“El acusado estaba protegido por y tenía acceso a su hermano, el actual presidente de Honduras, un hombre que ha recibido millones de dólares en sobornos de dinero de la droga, de hombres como ‘El Chapo’”, dijo el fiscal Jason Richman.

Tras las comprometedoras declaraciones, “JOH” (como se le conoce al expresidente) contestó vía Twitter que “El fiscal no dijo eso, nunca dijo que el presidente recibió nada”, al tiempo que agregó que “La alegación en sí es 100% falsa, absurda y ridícula”, comparándola con Alicia en el país de las maravillas.

Dos años más tarde, específicamente el 14 de febrero del presente año, se conoció la solicitud de extradición contra el expresidente, donde las autoridades estadounidenses argumentaron que recibió millones de dólares en sobornos y ganancias de múltiples organizaciones de narcotráfico en Honduras, México y otros lugares.

“A cambio de ello, Hernández protegió a los narcotraficantes de la investigación, detención y extradición, hizo que se proporcionara información sensible de las fuerzas policiales y militares a los narcotraficantes para ayudarles en sus actividades delictivas; hizo que miembros de la Policía Nacional de Honduras y de las fuerzas militares protegieran cargamentos de drogas en Honduras y permitió que se cometieran actos de violencia brutales sin consecuencia”, cita el documento.

Y varios párrafos más adelante agrega: “En 2013 o alrededor de esa fecha, Hernández comenzó a hacer campaña para convertirse en presidente de Honduras. En relación con su campaña, Hernández aceptó aproximadamente 1,000,000 de dólares estadounidenses en ganancias del narcotráfico de Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo (“Guzmán Loera”) que se pagaron a Hernández a través de Hernández Alvarado (Tony)”.

De acuerdo a los fiscales, JOH envió a su hermano Tony y a un socio, armados con ametralladoras, a recoger el soborno de un millón de dólares de Guzmán Loera. A cambio de ese dinero, el presidente le habría prometido al mexicano seguir protegiendo las actividades de narcotráfico del cártel de Sinaloa en Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.