Primera victoria de los abogados de Juan Orlando Hernandez

Después que la defensa de Juan Orlando Hernández denunciara ante el juez Kevin Castel que el expresidente hondureño era tratado como “un prisionero de guerra” en el Centro de Detención Metropolitano (MDC) de Brooklyn, este miércoles se dio a conocer que fue trasladado a otro módulo penitenciario.

Hernández Alvarado permanecía recluido en una celda KH-4 asignada a los presos de alta peligrosidad y con un protocolo muy estricto, manteniéndolo alejado de otros carcelarios. Es “el único preso allí”, acusó su abogado Raymond Colón durante su primera comparecencia presencial.

“El 11 de mayo, el gobierno se entrevistó con el asesor jurídico del MDC y se enteró de que, al llegar al MDC, el acusado fue sometido temporalmente a medidas administrativas especiales. El acceso del acusado a los teléfonos, al correo electrónico y a las visitas estaba sujeto a ciertas restricciones”, manifestaron los fiscales de Nueva York.

A raíz de esto, y bajo petición de la defensa de JOH, el gobierno de Estados Unidos solicitó al MDC evaluara la vivienda de Hernández Alvarado y que lo sacara de la unidad SAM lo antes posible.

Tres días después de su audiencia, el exmandatario fue trasladado a una nueva unidad de alojamiento.

Actualmente tiene acceso a visitas, una computadora e Internet, así como la posibilidad de hacer llamadas telefónicas.

“El 13 de mayo de 2022, el MDC trasladó al acusado a otra unidad de alojamiento que tiene las mismas reglas en cuanto a visitas, acceso al correo electrónico y uso del teléfono que la población general del MDC. El Gobierno comunicó esta información al abogado de la defensa”, se informó.

JOH se declaró no culpable

El expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se declaró “no culpable” ante un tribunal de Nueva York que lo juzga por narcotráfico.

Al ser preguntado por el juez, Hernández, de 53 años, se declaró en español “no culpable” de los cargos, pasibles de cadena perpetua. La fiscalía tiene ahora 60 días para preparar las pruebas y la defensa un plazo similar para analizarlas.

La próxima audiencia está prevista el 28 de septiembre y en la misma se definirá la fecha del juicio, que previsiblemente se iniciará a principios del año próximo con la constitución del jurado que con su fallo sellará el futuro del exmandatario.

Vestido con pantalón y blusa azul marino de manga corta y por debajo camiseta y zapatillas color naranja, el color de los presos en las cárceles estadounidenses, Hernández, que fue extraditado a Estados Unidos el pasado 21 de abril, parecía relajado. Al entrar a la sala de la audiencia, se dirigió al numeroso público e hizo un breve saludo llevándose la mano al corazón.

Ello no evitó que al término de su comparecencia oyera improperios del público que lo llamaron “Rata”, “Asesino”, “¡A arrepentirse, Juan Orlando!”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.