Ramon Matta Waldurraga es extraditado a Honduras

Al ser repatriado, Ramón Matta Waldurraga se convertirá en el primer extraditado hondureño que tras cumplir una pena de dos años de prisión en Estados Unidos, por delitos de narcotráfico, deberá enfrentar la justicia nacional por el delito de lavado de activos.

Matta Waldurraga es hijo de Ramón Matta Ballesteros, capo de la droga que Estados Unidos sometió a su justicia en marzo de 1988 condenándolo a cadena perpetua. A nivel de los agentes antinarcóticos se manejó que Matta Waldurraga y sus hermanas heredaron la fortuna que dejó su padre en Honduras. Desde el año 2001 el Ministerio Público abrió una investigación a esta familia.

El 17 de diciembre de 2013 se abrió el expediente número 018-2014 por privación de dominio, dirigido a acreditar la existencia de bienes inmuebles propiedad de Ramón Mata Ballesteros y que dejó a su compañera de hogar Nancy Vásquez y a sus hijos Juan Ramón Mata Waldurraga, Claudia Patricia Mata Waldurraga, María Teresa Mata Waldurraga y María Isabel Mara Vásquez.

En agosto del año 2014, el Ministerio Público comenzó el aseguramiento de los bienes que había dejado Matta Ballesteros, tras una resolución emanada el 24 de julio de ese año por el Juzgado de Letras de Privación de Dominio de Bienes de Origen Ilícito con Jurisdicción Nacional. Entre los bienes asegurados estaba la hacienda Las Piedras, situada en Olancho, administrada por Matta Waldurraga.

Tras un acuerdo, la Oficina Administradora de Bienes Incautados le traspasó a la Universidad Nacional de Agricultura (Unag), la hacienda Las Piedras, con un inventario de 644 cabezas de ganado. Bajo la administración universitaria, varios de los semovientes fueron robados y hoy gran parte de la propiedad está invadida.

En junio de 2017 la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado (FESCCO), la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) y la Policía Militar del Orden Público (PMOP), nuevamente mediante la Operación Terremoto ejecutaron el aseguramiento de más bienes de la familia Matta, con la finalidad de desmantelar una supuesta red de lavado de activos encabezada por Matta Waldurraga.

Para ese entonces un tribunal hondureño ya había emitido la orden de arresto contra él por presunta comisión de lavado de activos, sin embargo, las autoridades no lograron capturarlo. El acusado logró escapar y desde un lugar desconocido llamó a un canal de televisión y calificó como una ‘payasada’ la incautación de bienes a su familia.

Dias después se entregó voluntariamente a la justicia de Estados Unidos que desde enero de 2005 le venía siguiendo sus andanzas. En la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York la fiscalía lo acusó de dos delitos relacionados con el tráfico de drogas, y el siete de diciembre de 2017 él se declaró culpable. El hondureño fue condenado a dos años y dos meses de prisión.

Ese mismo año, el líder del cartel de los Cachiros, Devis Leonel Rivera Madariaga, al declarar en la Corte de Nueva York contra Fabio Lobo, hijo del expresidente hondureño Porfirio Lobo, involucró a Matta Waldurraga en el asesinato del zar antidrogas Julián Arístides González.

¿Quiénes fueron los otros traficantes de droga con quienes habló sobre el general Arístides? Le preguntaron al narcotraficante y este respondió: Fredy Nájera, Neftali Duarte Mejía, Eliel Sierra, Moncho Mata, Luis Valle, Arnulfo Valle Valle, Wilter Blanco, Tom Montes, Tito Montes y Juan Carlos Montes.

Tras cumplir la pena de dos años de prisión, la justicia norteamericana dictó a Matta Waldurrag una sentencia de tiempo servido, con lo cual en octubre de 2019 el hondureño quedó libre, no obstante, no retornó al país, sino que buscó residir en Colombia.

Captura y extradición

El 2 de enero de 2020 se conoció que la Policía Internacional (Interpol) capturó en el aeropuerto internacional El Dorado, de Bogotá, a Matta Waldurraga cuando intentaba ingresar a ese país, del cual también tiene nacionalidad.

Casi de inmediato la Corte Suprema de Justicia de Honduras solicitó su extradición para que responda por los delitos de lavado de activos. Este jueves 25 de agosto se conoció que la justicia colombiana aprobó la solicitud de Honduras.

En este país, según el artículo 439, numeral 3 del Código Penal, Matta Waldurraga podría enfrentar una pena de 10 a 13 años si se comprueba que el lavado de activo superó los cinco millones de lempiras.

Esta pena podría aumentar en un cuarto si la fiscalía comprueba que los bienes o activos proceden de delitos relativos al tráfico de drogas, terrorismo, extorsión o delitos de explotación sexual; y en un tercio si comprueba que la actividad de lavado de activos se realizó a través de un grupo delictivo organizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.