USA: «Pepe Lobo y JOH recaudaron $2 millones de narco para su campaña»

El documento que envió Estados Unidos el lunes (14.02.2022) a la Cancillería de Honduras en el que confirmó la solicitud de captura y extradición de Juan Orlando Hernández, mencionó el historial del expresidente sobre vínculos con narcotraficantes y la supuesta asociación con el exmandatario Porfirio Lobo Sosa.

Según la nota en la que se detalló los cargos que enfrentaría Hernández en Estados Unidos, se asoció con Pepe Lobo para obtener ganancias del narcotraficante y exalcalde de El Paraíso, Copán, Amílcar Alexander Ardón Soriano.

En 2009 «el aliado político de Hernández, Porfirio Lobo Sosa, alias ‘Pepe Lobo’, comenzó a hacer campaña para convertirse en presidente de Honduras» y para entonces ambos «trabajaron juntos para obtener aproximadamente 2,000.000 de dólares estadounidenses de ganancias del narcotráfico de Amílcar Alexander Ardón Soriano, alias ‘Chande‘, un antiguo narcotraficante hondureño y el entonces alcalde de El Paraíso, Copán, en Honduras», dijo la nota.

Soborno para protege a Ardón

A cambio del soborno, subraya el documento, Hernández y Lobo Sosa «prometieron proteger a Ardón Soriano de la detención y la extradición a los Estados Unidos, y nombrar a un pariente y co-conspirador de Ardón Soriano (CC-1) para un puesto en el gobierno» de Honduras.

Lobo Sosa se convirtió en presidente de Honduras en noviembre de 2009 y Hernández fue elegido como presidente del Congreso Nacional en enero de 2010, «a partir de entonces y a cambio del soborno de 2 millones de dólares» de Chande Ardón, ambos nombraron a CC-1 como jefe de una agencia gubernamental donde se adjudicaban contratos a compañías ficticias controladas por narcotraficantes, manifestó la nota.

Ya convertido en presidente del Congreso, Hernández y Ardón Soriano, participaron en la movilización de «múltiples cargamentos de cocaína al mes utilizando varios medios de transporte, incluyendo helicópteros, aviones y barcos», añadió el escrito.

Cargos contra Hernández

Según Estados Unidos, Hernández «participó en una conspiración violenta de narcotráfico para recibir cargamentos de múltiples toneladas de cocaína enviadas a Honduras desde Colombia y Venezuela, entre otros lugares».

«En total, desde aproximadamente el 2004, la conspiración transportó más de aproximadamente 500,000 kilogramos de cocaína a través de Honduras con destino a los Estados Unidos», subrayó el documento.

Los cargos que imputa la justicia estadounidense al exmandatario Hernández son: conspiración para importar una sustancia controlada a los Estados Unidos, usar o portar armas de fuego y conspiración para usar o portar armas de fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.